Residència Literària Finestres

Historia

Una casa o una página en blanco jamás carecen de contenido: basta preguntarse por el tiempo o la tradición que custodian para que empiecen a aparecer sus fantasmas. Algunos caminantes del Camí de Ronda lo saben: en la casa que se asoma a Cala Sanià estuvo aislado Truman Capote mientras trabajaba en A sangre fría. Y la gente del Baix Empordà complementa: hacia 1930, estas paredes fueron levantadas por Nicolai Woevodsky y Dorothy Webster, la misma pareja que construyó el castillo de Cap Roig.

Vista de la construcció de l'embarcador de la Cala Sanià. © Arxiu històric de la Fundació "la Caixa"

La casa Sanià. Guía mínima i literària

Toni Sala

Tu mensaje se ha mandado correctamente.
Nos pondremos en contacto contigo con la mayor brevedad posible.